Look de fiesta para verano: vestidos ideales para cada ocasión

Con el buen tiempo a la vuelta de la esquina es inevitable pensar en todos los planes al aire libre qué podemos hacer: cenas especiales, fiestas improvisadas, veladas a la luz de la luna y por supuesto, en los look de fiesta para verano que nos vamos a poner para cada ocasión. Eso sin contar con las posibles bodas, bautizos y comuniones, para los que también damos respuesta en este otro post.

Al contrario de lo que puede parecer cuando pensamos en el cloro de las piscinas y la sal del mar en la piel, el pelo tostado por el sol y el pasar calor, verano y glamour no tienen porqué estar reñidos. A continuación te damos algunas ideas de los vestidos veraniegos más apropiados para lucir perfecta en cualquier fiesta.

El vestido: un imprescindible en verano

No importa si nuestro estilo es más clásico, bohemio o atrevido, lo cierto es que el vestido continúa siendo la prenda estrella del verano: cómodo, fresco, versátil y con estilo, que nunca falla sea cual sea la ocasión.

Podemos optar por vestidos cortos, midi o largos indistintamente, con corte asimétrico o recto, estilos diferentes (romano, años 40…) y varios tipos de escote (halter, palabra de honor…). Todo dependerá de la forma de nuestro cuerpo, nuestra altura y lo bronceadas que estemos.

  • Vestidos cortos. En general, los vestidos cortos se utilizan en eventos informales, como fiestas en la playa o piscina, eventos en terrazas al aire libre, etc. Este tipo de prendas ayudan a resaltar la figura, lucir un bronceado ideal y al mismo tiempo pueden aportar elegancia y sensualidad a nuestro look. Si el dress code no dice lo contrario podemos ir con vestido corto a un evento tanto de día como de noche.
  • Vestidos midi. Sin duda alguna el largo estrella del verano es el corte midi. Al tratarse de una prenda que nos llega a la mitad de la pierna nos permite lucir la parte que solemos llevar más bronceada por el uso de pantalones cortos y faldas en el día a día y una pedicura perfecta si usamos sandalias, y da un aspecto equilibrado, a medio camino entre lo formal y lo informal.
  • Vestidos largos. Aunque muchas se resisten a reconocerlo, a veces no hay look de fiesta más veraniego y fresco que un vestido de tirantes largo y vaporoso, que además nos dará un aspecto de lo más glamuroso. Es ideal para fiestas de noche al aire libre, así como eventos formales.

Lo más original en looks de fiesta para verano

Uno de los grandes aciertos en un look de fiesta para verano es poner atención en un aspecto clave del conjunto, como un corte asimétrico, un tejido brillante, unos volantes o un escote pronunciado, y luego combinarlo con accesorios que lo complementen, como una pulsera o un reloj llamativo, un tocado original o un maquillaje de fantasía.

En cuanto a colores, lo más habitual para un look de fiesta de verano suelen ser los tonos claros, como azules y rosas pastel, aunque los colores plateados también pueden ser una buena elección si buscamos un conjunto más llamativo. En el siguiente apartado hablaremos sobre los colores que son tendencia este verano.

Algunos ejemplos de look para eventos veraniegos por menos de 100€ son:

Estos conjuntos nos harán ir glamurosas y elegantes sin pasar calor, al tener los brazos o las piernas descubiertos.

Colores estrella para un look de fiesta de verano

Los clásicos. Como ya sabemos el blanco, negro y rojo son colores que quedan muy bien con nuestro color de piel, sea cual sea, y con casi cualquier forma de cuerpo, y nunca pasan de moda independientemente de la época del año. Decantarse por un vestido midi total black, un vestido estilo romano rojo o un vestido con volantes blanco para aquella ocasión tan especial es un acierto asegurado.

Los más arriesgados. Si eres de aquellas personas a quienes no les asusta mostrar su personalidad en el vestir, puedes atreverte con los tonos amarillo, mostaza, naranja o coral.

Look de fiesta según el tipo de evento

Obviamente no todas las fiestas veraniegas van a requerir el mismo tipo de look: no es lo mismo una boda en un parador que una fiesta en la playa con tus amigos. Sea cual sea la ocasión, sin embargo, puedes lucir estupenda siguiendo estos pequeños consejos:

  • Bodas: como te explicamos más ampliamente en nuestro post sobre cómo ir vestida a una boda, esta ocasión se presta a vestidos de media pierna para abajo, largo o midi según el tipo de ceremonia, y con zapatos cómodos ya que suelen ser celebraciones largas.
  • Festivales: suelen ser los eventos más comunes del verano, y aunque los hay de etiqueta más estricta, en general permiten una gran flexibilidad en cuanto a código de vestimenta. Una manera de acertar es ir con vestido largo y brillante, con los brazos descubiertos para no pasar calor, como los ejemplos que mostramos un poco más adelante, por menos de 100€.
  • Cenas: dependiendo de si son informales o no, podemos apostar por un mono de terciopelo con mangas de murciélago, que no nos dará demasiado calor al ser una ocasión de noche, o quizá por camisas de media manga combinadas con pantalones de lentejuelas plateados, de última tendencia.

Recuerda que en verano las noches se vuelven más frías cuando menos te lo esperas. Para que no te pille desprevenida combina con tu look una chaqueta fina para cubrirte.

Los complementos ideales

Como hemos explicado un poco más arriba, una buena opción de look de fiesta de verano parte de un elemento principal y luego complementos secundarios que den coherencia al conjunto. De lo contrario, si combinamos demasiados elementos que llaman mucho la atención, como un vestido de lentejuelas con zapatos y joyas también brillantes, podemos parecer un árbol de navidad.

Zapatos: el calzado estrella para eventos en verano suelen ser las sandalias, a ser posible de tacón para estilizar nuestra figura, aunque hay sandalias planas que pueden ser muy elegantes, como hemos visto en las imágenes anteriores. Recomendamos nuestro post sobre cómo combinar zapatos con vestidos de fiesta para una mayor inspiración.

Es importante priorizar nuestra comodidad incluso por encima de la estética, ya que no hay que olvidar que los eventos veraniegos son para pasarlo bien, y no llevar el calzado adecuado no es la mejor manera de pasarlo bien. Si la fiesta se alargará hasta altas horas de la noche o el evento tiene lugar en sitios donde es difícil andar con tacones (como es el caso de una fiesta en la playa), lo mejor es optar por calzado plano que combine con nuestro look.

Joyas. La última tendencia en joyas está en los pendientes extravagantes, como más grandes mejor, ya sean de madera, galácticos, o en metal. Sin embargo hay clásicos que nunca pasan de moda, como las argollas o las perlas, los colgantes discretos con un pequeño brillante o una pulsera de cadena.

Las joyas determinan mucho el tipo de peinado que debemos llevar: si llevamos pendientes llamativos o colgantes es recomendable ir con el pelo recogido o un semirecogido sencillos (coleta, moño) que den el protagonismo a los complementos, mientras que si llevamos el pelo suelto, nuestra melena será protagonista y debemos pensar en complementos más discretos, o no centrados en la parte de arriba, como por ejemplo una pulsera gruesa.


Peinados.
Existen una infinidad de peinados posibles para combinar con nuestro look, pero acertar con el más apropiado no siempre es tarea fácil. Un truco que nos puede ayudar es combinar nuestro peinado según el corte del vestido. Por ejemplo, si el vestido es palabra de honor una opción ideal es un moño al lado, si el vestido tiene un escote es asimétrico o espalda al aire puede lucir muy bien una coleta.

Maquillaje. Es importante usar productos waterproof sin no queremos acabar la noche pareciendo un mapache. Podemos optar por bases más ligeras que en invierno ya que nuestra piel normalmente ya contará con un poco de color (hay cremas hidratantes con color que pueden ser nuestro aliado ideal según la ocasión). En verano es una época perfecta para atreverse con tonos más llamativos sobre todo en los labios. aunque los looks naturales no pasan nunca de moda.

Perfecta en cualquier momento

Los planes en verano suele ser un buen momento para disfrutar de aquellas cosas que durante el año no hemos podido hacer por falta de tiempo y sobre todo tomarnos un descanso para nosotras, desconectar del trabajo y volver con las pilas cargadas para
empezar con fuerza la rutina. A veces la felicidad la encontramos en los pequeñas momentos: cenar con amigos, una fiesta improvisada, tomar una copa en una terraza o un evento al aire libre. En Madamme Butterfly somos expertos en encontrar aquella pieza de vestir que se adapta a nuestras formas, gustos y presupuesto haciéndonos sentir únicas, con un amplio catálogo de modelos de vestidos adecuados para todo tipo de planes veraniegos.